La abuela: Esa persona tan especial

La abuela, ese ser tan especial que el solo recordarla se nos alegra el corazón

Hace unos días me cruce a una señora, que con una sonrisa de esquina a esquina me comentó que estaba por ser abuela, no podía dejar de contárselo a quien se le cruzara y la emoción se le notaba en el alma.

El amor de una madre a su hijo es incomparable pero el de una abuela a su nieto es inexplicable.

Será por una necesidad de revivir esos momentos que pasaron tan rápido, donde los hijos crecen a pasos agigantados y las experiencias, que son nuevas para una madre primeriza, no les permitió disfrutar cada momento a pleno.

La necesidad de volver a tener en los brazos a esa personita tan chiquita que sonríe como un ángel, tan indefensa y tan pura.

La abuela es como una segunda madre, que nos llena de abrazos y nos consciente cuando mamá nos reto por haber roto su jarrón favorito, la que cocina riquísimas comidas que podemos reconocer por su inigualable aroma a una cuadra de distancia y adora recibirnos en cualquier horario del día con los brazos abiertos.

Para muchos, uno de los primeros seres queridos en irse pero uno de los primeros en ganar nuestro corazón.

Para las madres, una salvadora en situaciones nuevas donde no sabemos que hacer con nuestros hijos. La que atiende el teléfono en cualquier horario para decirnos que si tiene más de 38 grados de temperatura lo llevemos al medico y si llora mucho quizás tenga gases,con unos masajes en la pancita es suficiente. La que en incontables veces nos permitió un momento para respirar y salir un rato a pasear mientras ella se quedaba con nuestros hijos y siempre aparecía con un regalo para el bebé que justo estábamos necesitando. 

la-abuela

¿Quién no recuerda a la abuela que  venía con caramelos para regalarnos, o nos daba plata para que nos compremos algo lindo sin que mamá se enterara?

Siempre predispuesta a escuchar nuestras anécdotas de la escuela, compañera de chocolatadas a las 5 de la tarde, presente en todos nuestros cumpleaños, fiestas y aniversarios, la abuela estaba siempre con tal de estar en familia y valoraba el tenerlos todos reunidos. Amante de las fotografías familiares y coleccionista de cada uno de nuestros garabatos que le regalábamos, los cuales consideraban verdaderas obras de arte.

El recuerdo, para muchos, de nuestras abuelas es algo muy especial, que para algunos se nos viene a la mente acompañado de una sonrisa y a otros con una lagrima en los ojos, pero siempre con un amor muy fuerte que se hace presente en el pecho.

A ellas este articulo, estas palabras y el homenaje.

Si todavía la tenés, disfrútala y si no, tené por seguro que ella esta con vos en cada momento.

Mamá Ilustrada

 

One thought on “La abuela: Esa persona tan especial

Deja un comentario