Apagué mi celular por 2 horas y esto fue lo que pasó

Apagar la tele, desconectar la computadora o el celular un par de horas al día, no van a causar un desequilibrio en tu vida

-Mamá…

-Esperá mi amor tengo que terminar esto

¿Mami?

-¿Qué querés? Termino de enviar este mensaje y estoy con vos

¿Te suena familiar?

No, no sos la peor madre del mundo, (porque siempre nos surge esa pregunta con mucha culpa). Algunas mamás salen a trabajar, otras estudian, otras trabajan en casa y el equiparar los tiempos entre esas ocupaciones y el bebé no es fácil, ¡ah! pero no imposible.

A veces para poder hacer algunas tareas muchas recurrimos a los dibujos animados, a un juego para chicos en la tablet o en la computadora. Pensamos que con eso se entretiene y seguimos un poquito más haciendo lo nuestro, mientras ellos pasan su tiempo o el día tranquilos, pero solos.

Hace unos días mientras terminaba unos trabajos y respondía mails me di vuelta a ver como estaba Santy, tranquilo pensé…sentado en la silla comiendo galletitas y mirando la tele, volteé para seguir con lo mio y pensé ¿Es así como debería pasar un hermoso día de sol un nene de 3 años? Recordé que habíamos hecho ese día juntos y me di cuenta que solo fue levantarse, vestirse, ordenar juguetes y después lo senté a mirar la tele.

Si bien mi trabajo me esperaba, y los mails no se iban a contestar solos, me puse en campaña para terminarlo rápido. Me senté a su lado y pensé ¡¡¿ahora como hago para sacarle la tele?!! me va a matar si le saco sus amados dibujitos, mejor preparo la mesa con los autitos así lo convenzo de que juegue conmigo. Pero apenas me senté en el piso y agarré dos juguetes ya lo tenia a mi lado con una sonrisa de oreja a oreja FELIZ porque mamá estaba por jugar con el.

Descubrís cosas nuevas y conocés más a fondo a tu hijo

A medida que fui sacando juguetes el me los iba nombrando uno por uno, descubrí que todos tenían sus nombres y función. El auto que estaba roto y no se le cerraban las puertas ¡era Wii el avión azul! El increible hulk no era un super heroe, sino un nene que tenia de mejor amigo a un gato de peluche que a pesar de tener un ojo menos, era su favorito porque es el único que entra en el taxi de juguete.

Charlamos, nos reímos, me tire al piso sin importarme que no había barrido ese día. Armamos un puente con las sillas mientras los platos sucios me esperaban en la cocina. Descubrí que mi hijo se sabe de memoria la canción de Manuelita y que al agarrar un libro canta una canción que empieza con Aver, a veeer ♫

2 horas sin televisión, sin mensajes de texto ni whatsapp fueron suficientes para ver lo que me estaba perdiendo todos los días. Como dije, parece imposible pero no lo es, hay que saber organizar los tiempos y encontrar un hueco entre el trabajo y las ocupaciones.

No te hablo de un día completo, ni de 8 horas de corrido, un tiempo que le dediques solo a tu hijo, sin ninguna interrupción y te aseguro que vas a crear una conexión muchisimo más grande de la que ya tienen.

celular

Mamá Ilustrada

 

 

Deja un comentario